Benaam Preloader

Que lo que te perdiste?


Las puertas de la vida.

Fueron tres días en que el equipo de Mandiorama volvió a trabajar en conjunto después de seis meses de haber dejado la televisión. Se abrieron las puertas del teatro y detrás de bambalinas en la sala Ruy Diaz de Guzman del Centro Cultural de La Manzana de la Rivera se sentía ese mismo ambiente que supimos vivirlo y apreciarlo durante un año y medio haciendo monólogos para la tv y entrevistas a seres humanos que de alguna u otra forma, nos marcaron el camino del bien o del mal.

En ese camerino las risas previas al show se mezclaban con la presión que nos genera el mismo, el sudor a pesar del frío era parte de una sonrisa, se estaba dando ese encuentro entre aquellos que supieron llevar un programa televisivo distinto, donde se buscaban a los héroes anónimos de nuestra tierra, héroes que también estaban ahí, capos de la producción que nos brindan una gran actuación que el público no ve, un equipo que trabaja en las sombras que crean las luces, esos que se mueven en la oscuridad, para dejar el brillo a aquellos que nada más se encargan de salir a representar a todos…

El primer día nuestro anfitrión (Patrick) interpretó el guión casi a raja tabla y la gente la pasó bien, principalmente esos que se dejaron llevar por un viaje al mundo de los locos, esos que ya no son pocos… De todas formas, era solo el comienzo.

El segundo y tercer día, fueron un poco diferentes al primero, porque decidimos arrancar de manera distinta. Cuando nuestro anfitrión entraba al escenario, después de un baile poco ortodoxo, se prendían las luces para que pueda ver a los presentes y si Patrick encontraba a señoras y señores mayores les advertía que a partir de ese momento estarían bajo una lluvia de observaciones poco comunes y muy explícitas, lamentablemente la forma que decidimos expresarnos en esta nota, no nos permite transcribir lo que ahí se dijo jaja…

Algo muy particular sucedió en el tercer día de la obra, cuando uno de los espectadores se olvidó la llave del auto en la mesa de ingreso al teatro, algo que nos vino como anillo al dedo, ya que sin querer, el dueño de la llave terminó siendo parte del show.

Las risas fueron el jurado y juez de esta obra, ellas nos dieron su aprobación. Gracias a eso hoy podemos decir que quienes estuvieron ahí se llevaron un show diferente de Mandiorama, un show que jamás hubiéramos hecho en la radio, en la tele o en cualquier otro medio. Fue un momento de reflexión profunda, como esas historias que generan complicidad entre amigos y serán guardadas para siempre como una especie de recuerdo prohibido que sólo pueden rememorarlo sus protagonistas, porque quienes ahí no estuvieron no lo van a entender.

Creado y Dirigido por Patrick Altamirano para Mandiorama

Producción General Maga Gonzalez

Escenografía, Iluminación y asistencia de producción Melissa Gini para Malaca Producciones.

Guión Patrick Altamirano con la revision de Santiago Morello, Julián Santiago, Fabian Vera y Lucas Altamirano.

Musicalización Patrick Altamirano

Fotografias Juanma Benitez

Asistencia en Produccion Fabian Vera y Juanma Benitez

Locución Paul Brakenridge

Diseño Grafico Alejandro “Pollito” Ruiz Diaz

Vestuario El mismo traje de siempre.

Realización Audiovisual de Marcos Mena para Ideas Conjuntas.

Actores adicionales en los videos La Mamá de Patrick (Ana Blessmann de Altamirano) Paul Brakenridge, Magali Gonzalez, Blacida Noguera, Pablo Quintana, Alan Avello y Obi Love Canavix.

Gracias a todo el staff del teatro de La Manzana de la Riviera, por la atención y el trabajo realizado.

#Fumon#laburo#Las Puertas de La Vida#Mandiorama#Monologo#paraguay#slider#Stand Up#Teatro

Dejá tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Facebook


A %d blogueros les gusta esto: